MARKETING ONLINE

Aprende a utilizar la personalización para convertir a tus clientes

04/01/2018

Una buena estrategia de marketing debe girar en torno a los que hacen que nuestro proyecto tenga éxito: nuestros clientes. Para ello, es necesario crear una respuesta individual para cada consumidor generándole un valor añadido.

El marketing de personalización (concepto últimamente muy de moda en las startups y nuevos modelos de negocio) va de la mano con el análisis de necesidades y expectativas que un producto o una marca puede despertar en un usuario, lo que genera un aumento en las conversiones, una mayor tasa de fidelización y, por tanto, una visión positiva de la marca. La personalización en nuestra oferta de productos y servicios es clave para lograr el éxito.

Según indica Héctor Carramiñana, CEO de Amovens, la personalización “es una manera efectiva de obtener rápidamente altas tasas de conversión, pues te adelantas a lo que el cliente busca o necesita y, de una forma u otra, estás conectado de manera directa con el usuario final, creando así, un vínculo empresa-cliente donde éste último se convierte en parte de la empresa, como si cada uno de los usuarios formase el puzzle que completa un negocio”.

Consejos para personalizar la experiencia de tu usuario

El marketing de personalización genera una posición mucho más receptiva por parte de los usuarios, gracias al contenido personalizado que les llega. Estos consejos te ayudarán a seguir una estrategia de personalización efectiva:

Conocimiento del cliente

Antes que nada, hay que realizar diferentes estudios para saber realmente qué queremos y qué vamos a obtener con ello. Para ello, de manera sencilla y muy general, deberás conocer muy bien a tus usuarios y realizar una primera segmentación para saber a qué sector te quieres dirigir.

Los gustos, hábitos, preferencias y características de tus clientes son esenciales para tener un conocimiento profundo sobre ellos y, de esta manera, llevar a cabo una buena estrategia de personalización. Como ves, la clave está en los datos: una base de datos actualizada con perfiles detallados te ayudará a conocer a tu audiencia.

Desarrollar una voz creíble y ofrecer recomendaciones

Una vez que conoces cómo es tu cliente, debes decidir de qué manera comunicarte, cómo hacerlo y, sobre todo, tener en cuenta que cada usuario que ponga un ojo en tí, no sea un simple número ni un simple euro más. Deberás conocerles, saber de ellos, establecer un vínculo y dependiendo de qué casos, llegar a una interacción real con él para que crea y confíe plenamente en ti.

De esta forma, saldrá de él mismo recomendarte, comprarte, hacer que crezcas junto a él y a la sociedad que le rodea. Terminará queriendo que formes parte de su vida, como él forma parte de tu empresa.

A través de los diversos canales de comunicación, la interacción y la creatividad son unos factores muy importantes a tener en cuenta. Gracias a las redes sociales, los e-commerce son capaces de tener conversaciones con clientes y atender cada una de sus demandas de forma particular.

Una de las bases de la estrategia de personalización son las recomendaciones. Estas tienen como objetivo aumentar el valor medio del pedido ofreciendo alternativas de compra y mostrando productos complementarios.

Una técnica que ofrece buenos resultados es la de ofrecer un escaparate personalizado en la misma página principal de tu e-commerce: te permitirá conseguir un mayor volumen de ventas. ¿Cómo? mostrando productos en función del perfil de usuario de cada comprador.

No caer en el exceso de personalización

Según un estudio de Accenture, un 40% de los consumidores indicó que el exceso de recomendaciones poco eficaces les llevaba a abandonar el proceso de compra, debido a la saturación. Elige el momento y las recomendaciones adecuadas para evitar que tu cliente abandone el proceso de compra.

Actualmente, podemos ver claros ejemplos en Google donde se recompensa a los usuarios que valoran diferentes aspectos de lugares/productos, “creando una ola masiva de gente que se quiere subir al carro y lo que han conseguido es perder calidad en sus opiniones/valoraciones”, ha señalado Carramiñana. También ha añadido que “se ha de tener en cuenta si queremos muchas valoraciones o quizá menos, pero de mayor calidad y reales 100%”.

¿Qué elementos puedes personalizar?

La oferta de productos, las promociones, la comunicación, tus servicios… Todo aquello que influya en el proceso de compra de tu cliente es personalizable.

El 75% de los consumidores agradece que las marcas les envíen mensajes y ofertas personalizadas. Una buena estrategia de personalización es clave para optimizar las ventas de tu e-commerce, sacándole el máximo partido a tus clientes actuales.

Aquí tienes los mejores contenidos para tu e-commerce