E-COMMERCE

Oportunidades para vender on-line en Bélgica

26/09/2018

El comercio electrónico en Bélgica está en pleno crecimiento. Según datos de la asociación BeCommerce, el año pasado 8,4 millones de belgas realizaron al menos una compra en Internet. En total, los belgas se gastaron la cifra récord de 10.050 millones de euros en comercio electrónico.

La previsión es que el comercio online, que ya supone el 17% de todas las compras minoristas del país, siga creciendo por encima de los dos dígitos: al ritmo de un 12,5% anual, según el Euromonitor TCAC. También se espera que siga aumentando el número de consumidores online habituales hasta alcanzar la cifra de siete millones para final de año.

Infografía e-commerce Bélgica.

Según el último informe de Ecommerce Foundation, cada belga se gastó en compras por Internet 1.743 euros en 2017, una cantidad ligeramente inferior al gasto realizado por los españoles (1.954 euros). Compran sobre todo ropa y calzado (19%), productos multimedia (15%), electrónica de consumo (14%), alimentación y bebidas (9%) y electrodomésticos (8%).

Cuentan desde BeCommerce que los belgas eligen comprar online porque les resulta más conveniente, encuentran mejores precios y ahorran tiempo con respecto a las tiendas físicas. Las desventajas del e-commerce que citan son los costes de envío, que no puedan probar los productos antes o tener que pagar por adelantado.

Un consumidor abierto a webs extranjeras

Lo que caracteriza al consumidor online belga es su buena aceptación de los e-commerce foráneos. El 66% de las tiendas online que venden en el país proceden de otros Estados miembros de la UE. Los vecinos holandeses son los que más éxito tienen: el 34% de los belgas han realizado compras en webs de ese país durante 2017. Este éxito se explica por el idioma: el holandés es, junto al francés y el alemán, uno de los tres idiomas oficiales de Bélgica, por lo que es entendido por buena parte de la población. Los e-commerce británicos y alemanes y franceses también tienen gran aceptación en el mercado belga.

De esta realidad parte uno de los principales consejos para las tiendas online españolas que quieran aventurarse en Bélgica: tener en cuenta que es un mercado multilingüe y asegurarse de que los productos que vendemos estén adaptados localmente en cuanto a idioma y precios.

Otra de las claves para vender en Bélgica es conocer qué métodos de pago utilizan sus consumidores y ofrecerlos en nuestra web. Por ejemplo, la tarjeta Bancontact es un  tipo de pago muy popular entre los consumidores belgas. De acuerdo con el informe de Ecommerce Foundation, el 55% de los clientes usan tarjetas de crédito o débito para pagar sus compras online, el 20% Paypal o similar, el 17% realizan un pago directo a través del banco, otro 4% paga a factura vencida y un 2% contra reembolso.

Métodos de pago./Informe Bélgica Ecommerce Foundation.

Métodos de pago./Informe Bélgica Ecommerce Foundation.

También es imprescindible que nuestro e-commerce ofrezca una amplia variedad de formas de envío. Para más de la mitad de los belgas es importante poder elegir donde recibir sus compras. El 55% prefiere que se le envíe a casa durante el día; un 42% elige la entrega en el buzón de correo por parte del cartero; un 25% opta por recogerlo en un punto de recogida, un 7% pide que se le entregue en el trabajo y un 4% recogida en una máquina automática de paquetes. Por cierto que Bélgica se sitúa en el puesto 3 en el ranking mundial Logistical Performance Index, indicador que mide el desempeño de la logística en cada país. En Bélgica DHL Parcel cuenta con 1.450 puntos de recogida, cinco centros de distribución propios y otros diez de su socio local Bpost.

En nuestra estrategia online no debemos olvidarnos de crear y mantener perfiles en las principales redes sociales. El 65% de la población las utiliza activamente, siendo Facebook la red recomendada para promocionar nuestro e-commerce al ser la que acumula la mayor parte de usuarios (un 66,29%). Las redes sociales deben ser también un canal de atención al cliente, pues más del 50% de los consumidores las utilizan para enviar quejas a las compañías o postear críticas y preguntas.

La complejidad del mercado belga debido a su carácter multilingüe, por un lado,  y las buenas conexiones con los países limítrofes, por otro, proporcionan a Bélgica un potencial importante como “hub” de comercio electrónico. Es por ello que este país se utiliza a menudo como punto de referencia para el lanzamiento de nuevos productos o sitios.  Un aspecto a considerar a la hora de escoger en qué país iniciarnos en la exportación online.

Aquí tienes los mejores contenidos para tu e-commerce