MARKETING ONLINE

Microinfluencers (o el triunfo de la especialización)

10/08/2018

Tienen mayor experiencia en disciplinas o temas concretos, resultan más honestos y creíbles, y realizan menos campañas. Estos son solo algunos de los motivos por los que, en los últimos tiempos, los microinfluencers han ganado terreno a los grandes influencers. Y la verdad es que, dar con el apropiado, puede relanzar tu estrategia de marketing en internet.

Este nuevo perfil hereda lo positivo de su “hermano” mayor: no son penalizados por los algoritmos que rigen los feeds sociales, y consiguen gran visibilidad entre sus seguidores. Pero además, deja atrás los aspectos más negativos de los grandes influencers, a los que frecuentemente se les ha relacionado con la compra de seguidores, y que han provocado una saturación del mercado en su forma de crear contenidos.

En este nuevo escenario, en el que se busca una mayor eficiencia y transparencia, se ha modificado la percepción del perfecto influencer y, en su lugar, están tomando gran impulso los microinfluencers.

Pero… ¿qué diferencia al pequeño del grande?

Microinfluencer

  • Tienen entre 1000 y 10000 seguidores.
  • Crean contenidos con los que su audiencia se siente identificada y encuentra inspiración.
  • Interactúan mucho con los seguidores, al ser un número más reducido y abarcable.
  • Obtienen menos likes, comentarios y shares, pero su influencia es mucho más directa.

Megainfluencer

  • Cuentan con más de 100000 seguidores, tanto online como offline.
  • Resultan aspiracionales para sus seguidores.
  • No pueden interactuar con sus seguidores, debido a su gran volumen.
  • Obtienen un gran número de likes, comentarios y shares.

En resumen, podemos concluir que los megainfluencers tienen un alcance masivo aunque más superficial, debido a la ausencia de interacción con su audiencia, mientras que los microinfluencers impactan en un número más reducido de personas, pero de un modo más contundente y cercano.

El pequeño y cercano vs. el grande y profesionalizado

Conforme los grandes influencers adquirían más y más poder en el terreno del marketing, comenzaron a profesionalizarse. Pasaron a vivir de su actividad, con lo que, lo que buscaban las marcas en ellos (cercanía, sinceridad, espontaneidad, autenticidad…) fue desapareciendo.

Por el contrario, los microinfluencers mantienen estas cualidades, salen más baratos y, además, cierran menos acuerdos con marcas, lo que resulta muy positivo para evitar la saturación.

Actualmente, los microinfluencers son el 45,8% del mercado. Contar con ellos en tu estrategia de marketing te puede aportar mayor capilaridad a un coste inferior: por el precio que alcanza una publicación con un gran influencer, se obtienen cientos o miles de impactos con microinfluencers, con un alcance menor en número pero mucho más cualificados.

¿Cómo detectarlos?

Para localizar a los potenciales prescriptores de tu marca existen herramientas como SamyRoad, que detecta qué personas en común sigue tu público objetivo y establece una serie de filtros según las necesidades. El algoritmo de SamyRoad tiene identificados a 40 millones de microinfluencers con los que se pueden alcanzar más de 100 billones de impactos.

En los últimos años han surgido también numerosas plataformas de gestión de influencers. Algunas de las más importantes para ayudarte en la búsqueda, son: Coobis, BranTube, Niche, Klout, Blog on Brands o Social Publi.

Finalizamos con una reflexión de Carlos Fernández Guerra, director de Digital y Social Media de Iberdrola: “Con el tiempo, las marcas procurarán cada vez más distinguir los personajes rentables de los que no lo son, y centrarán más el tiro, asegurando que encajen con el target y los valores de la compañía”. Este experto aboga por “profesionalizar el sector”, de forma que los contenidos por los que los influencers cobran dinero queden claramente identificados como publicidad.

 

Aquí tienes los mejores contenidos para tu e-commerce