E-COMMERCE

La revolución de los métodos de pago

15/11/2018

Cuando el mundo del e-commerce empezaba a despertar, establecer un método de pago era un simple paso para empezar a comercializar productos. Sin embargo, a medida que la industria se ha desarrollado, las tiendas online se han percatado de que más que un commodity, los servicios de pago disponibles en una tienda online son una herramienta de conversión capaz de elevar hasta en un 7 % las ventas (datos de Mastercard España).

Y es que factores como introducir la tarjeta de crédito, verificar vía SMS, etc. Suponen para muchos un freno a la hora de adquirir un producto. Por eso, eliminar este tipo de fricción a través de formas de pago ágiles, sencillas y a la vez seguras se ha convertido en uno de los principales objetivos de la industria.

Para empezar, actualmente el 50 % de las tiendas online ya emplean el sistema card on file, es decir, guardan en su base de datos la tarjeta de crédito de sus clientes para facilitar el pago de futuras compras. Esto ha incentivado sistemas como la venta “One click, que potencia la compra rápida y por impulso de los consumidores, aumentando así el carro medio de cada cliente del e-commerce.

En el futuro, se espera que sistemas de tokenización, como el que actualmente emplea Apple Pay, permitan las tiendas online poseer un token único (en lugar de una tarjeta de crédito) asociado a cada cliente, y de este modo, aumentar la seguridad a la vez que se agiliza el proceso de compra.

Esto ha supuesto un aumento significativo de los pagos electrónicos. Según Universal Pay, compañía de este sector, en el primer cuarto de este año los pagos con tarjeta ascendieron un 13 %, lo que significa que ya supera al pago en efectivo como método preferido por los consumidores. Exactamente, su uso alcanza al 72,5 % de las compras diarias, y solo los jóvenes entre 18 y 24 años continúan realizando sus compras principalmente en efectivo.

Otro de los cambios más relevantes es la fuerte entrada de los pagos móviles. En la actualidad el 40 % de las compras ya son a través del móvil y, además, solo este año se observó un incremento del 45 % respecto al curso anterior (fuente IAB Spain). Asimismo, la entrada de la nueva directiva PSD2 (LINKAR A ARTÍCULO PSD2), que permitirá realizar pagos en tiempo real a través de transferencia bancaria, potenciará esta plataforma como método de pago físico al relevar en funciones a las tarjetas de débito.

A esto hay que sumarle la irrupción del Voice Commerce. Con la comercialización de asistentes de voz como Google Home o Alexa, las compras vía voz también se dispararán. En un futuro muy próximo la mayoría de los dispositivos poseerán algún micrófono para comunicarse con inteligencia artificial, por lo que se estima que en 2020 el 50 % de las consultas online se realizarán a través de la voz.

Pero todas estas innovaciones que pretenden agilizar las compras necesitan una infraestructura que permita realizar transferencias seguras sin molestar a los usuarios con constantes verificaciones. Por ello, compañías como MasterCard pretenden emplear tecnologías como la inteligencia artificial y el BigData para luchar contra el fraude.

En la actualidad, ya ha hecho uso de parte de esta tecnología para agilizar los pagos. En 2017, lanzaron junto a la cadena Subway un servicio que integra el proceso de compra mediante un chatbot en Facebook Messenger y que esperan extender en un futuro a otros clientes.

Uno de los métodos más revolucionarios que la empresa está desarrollando es una IA capaz de reconocer al usuario en el momento de pago mediante sus distintos parámetros biométricos, entre ellos, la capacidad de “sentir” como sostiene el móvil o escribe.

Su objetivo final es crear una “Trusted Commerce Platform” que unifique las distintas formas de pago a través de una plataforma capaz de pagar por sí misma en cualquier situación.

Es decir, que independientemente de la forma de pago, sea la IA, y no el cliente, quien se encargue de realizar todos los procesos necesarios y la verificación del usuario (introducir datos, dar permisos, etc.), de tal modo que en el futuro veamos incluso compras Machine to Machine en las que ningún ser humano intervenga en la transacción.

En definitiva, toda esta transformación de los pagos electrónicos se puede resumir en la afirmación que Bruno Degiovanni, VP Digital Payments Western Europe Mastercard, hizo recientemente en la 6ª Edición del Mobile Commerce Congress: “en un lustro las formas de pago cambiarán más que en 50 años”

 

 

 

 

 

 

Aquí tienes los mejores contenidos para tu e-commerce