MARKETING Y NEGOCIO

Haz de tu tienda un e-commerce diferente con dropshipping

04/10/2017

El gran crecimiento de Internet ha dado paso a infinitos modelos y estrategias de negocio. El dropshipping es un sistema de gestión de logística donde el comerciante se ocupa de efectuar la venta, sin que éste sea el que posee el producto.  El dropshipper (o proveedor mayorista) es el que se encarga de administrarle el producto al comprador, haciendo que el coste de stock del vendedor sea 0.

Asimismo, el vendedor sería algo así como el intermediario entre el comprador y el dropshipper, cuya tarea fundamental es lograr la venta. Esta estrategia es una alternativa interesante para todos aquellos que quieran montar un e-commerce y no cuentan con el suficiente respaldo económico. ¡Sigue leyendo y no te pierdas cómo hacer de tu tienda un e-commerce diferente con dropshipping!

Dropshipping, una estrategia económica para salir al mercado

Como base de cualquier negocio, si no hay clientes no hay ventas. Una de las principales funciones, para hacer de este modelo de negocio un modelo competitivo en el mercado, es atraer tráfico a nuestro sitio web. De esta manera, podremos invertir en conseguir tráfico de calidad, ya que una de las ventajas del dropshipping es el disminuido gasto fijo. Además de eso, un buen método como hemos explicado en numerosas ocasiones, es el posicionamiento natural en buscadores (SEO), la publicidad en redes sociales y el email marketing.

Una de las tareas más importantes en el desarrollo de tu e-commerce con dropshipping es elegir un buen proveedor. Esta tarea no hay que hacerla a la ligera, por lo que es necesario buscar dentro de tu nicho de mercado e informarte sobre la empresa proveedora: política de devoluciones, plazos de entrega, tipo de embalaje, grado de seriedad… Con el dropshipping, existe una mayor probabilidad para poder marcar la diferencia en el mercado mediante labores creativas, al centrarte solo en realizar la venta con éxito.

Una buena plataforma online junto con una buena estrategia de comunicación será muy importante para que tu táctica de dropshipping funcione.

Menos responsabilidades, más eficiencia

Con este tipo de estrategia, además de abaratar los gastos fijos como hemos explicado anteriormente, podrás centrarte más en tu sitio web y en el canal de comunicación que ofreces. Al centrarte solo en la venta y que tu proveedor se encargue de los envíos, tendrás más tiempo para dedicar a tu estrategia de venta. La tienda online será el punto de contacto entre tus clientes y tú por lo que no debemos escatimar en su diseño. Ofrece productos que cumplan tu filosofía empresarial, analiza el mercado y vende lo que te gusta.

La venta sin stock se trata de un servicio de venta sin inversión y sin riesgo en el que no solo es interesante para ti como vendedor, sino que al mayorista le da un nuevo canal para vender su producto.

Aquí tienes los mejores contenidos para tu e-commerce