E-COMMERCE

Estrategias para compatibilizar tienda física y tienda online

04/02/2019

Son muchos los negocios que han abierto un comercio electrónico después de años de presencia en los mercados tradicionales. Parece el camino lógico y natural. Pero también hay otros que han hecho el recorrido inverso: pure players de Internet que han dado el paso de abrir una tienda a pie de calle. En este artículo te enseñamos algunas estrategias para compatibilizar tienda física y tienda online.

Una de cada cuatro pymes españolas venden ya por Internet (según datos del estudio ‘Las pymes españolas en el ámbito online’ de Ebay). Son conscientes de que dar el salto digital es una oportunidad para hacer crecer sus ventas (incluso fuera de sus fronteras), aumentar su visibilidad y llegar a nuevos consumidores.   Entre aquellas empresas que ya realizan ventas de comercio electrónico, la mayor parte ya han integrado sus tiendas físicas y online. Así, el 90% de los vendedores españoles han conectado sus canales de venta online y sus establecimientos físicos para desarrollar estrategias de click and collect, esto es, ofrecer a sus clientes la posibilidad de comprar online y recoger el producto adquirido en tienda. Son datos del informe Omnichannel Retail in Europe, elaborado por Pierre Audoin Consultants, que fija la media europea de uso de esta estrategia en el 78% de los negocios.  En el documento también se señala que la opción de permitir a los clientes pedir productos que no están disponibles en la tienda (como una prenda en una talla o color diferente, por poner un ejemplo) a través de canales online y que luego serán entregados en sus hogares todavía no es tan habitual: la permiten el 67% de los comercios europeos.

Lo que concluye este informe es que, sorprendentemente, la tienda física va a ser más estratégica en los próximos años, al igual que los canales móvil y online. La gestión e integración de múltiples canales de venta tendrá mucho que decir en el éxito de los comerciantes.

Webrooming y showrooming

Y esto es así por dos nuevos comportamientos del consumidor que han surgido vinculados al comercio electrónico y que van a influir en nuestras estrategias para compatibilizar presencia en las calles o centros comerciales y en la Red: el webrooming y el showrooming. Según el  Informe Big Data sobre el Comportamiento del Consumidor, realizado anualmente por la empresa TC Group Solutions, “el webrooming se impone al showrooming en las calles comerciales españolas”. Es decir, los clientes practican menos showrooming (visitar las tiendas físicas para ver y probar un producto que finalmente acabarán comprando online) y más webrooming (analizan el producto en Internet pero realizan la compra en la tienda física). En todo caso, el hecho de que un posible cliente entrar en una tienda física ya es un punto positivo para el vendedor, pues según este mismo informe, el 37,6% de quienes  entran en una tienda a pie de calle acaba comprando algo.

De este último dato, se puede concluir que combinar tienda física y tienda online, para el caso de aquellos comercios nativos digitales, tiene sentido en el caso de que la apertura de un local no suponga un aumento de costes importantes y al mismo tiempo garantice un flujo de clientes potenciales delante de tu escaparate.

Más información sobre nuestros clientes

Otra ventaja de compatibilizar establecimiento a pie de calle con una web de e-commerce es el flujo de información  que podemos disponer de  nuestros clientes, mucho mayor ahora que cuando solo había comercios tradicionales. Los datos que nos proporcionan los consumidores mientras compran online nos sirven para orientar nuestras campañas de marketing, sean estas digitales (ofertas personalizadas, promociones exclusivas para mejores clientes, etc.) o tradicionales (promociones y eventos en las propias tiendas físicas).

Conexión de inventarios

Asimismo, y desde un punto de vista tecnológico, es necesario disponer de programas que conecten los stocks del comercio físico  y el virtual. Se trata de un software que nos será de gran ayuda para gestionar mejor nuestro negocio al mantener el inventario sincronizado. Sin este tipo de programas, podría darse el caso de tener a la venta en nuestra página web cuatro zapatillas deportivas de un modelo determinado, que un cliente online haga un pedido de dos, pero una hora antes se hayan vendido tres en nuestra tienda física y nadie haya actualizado el stock. Este tipo de fallos que pueden perjudicar nuestra reputación como vendedores son muy fáciles de evitar con programas específicos.

En todo caso, lo que está claro es que en estos nuevos tiempos, los comercios que venden tanto por Internet como en tienda física se enfrentan al desafío de desarrollar una estrategia omnicanal que ofrezca la mejor experiencia al cliente sea cual sea su punto de contacto con la marca.

 

 

 

 

 

 

 

 

Aquí tienes los mejores contenidos para tu e-commerce