E-COMMERCE

¿Cuánto cuesta abrir una tienda online?

27/12/2017

El mundo del e-commerce es enorme. Cada día nuevos emprendedores inician esta gran etapa para llevar a cabo ese proyecto que siempre han soñado. Atreverse está bien, pero hay que tener las cosas claras y saber que existe una gran diferencia entre montar una tienda y mantenerla día tras día. Cabe destacar que abrir una tienda online no es sólo centrarse en el diseño y desarrollo del mismo, sino que entran en juego factores como el hosting, el TPV Virtual, certificados SSL, los módulos de pago y las acciones de marketing llevadas a cabo.

¡Pon en marcha tu tienda online!

El dominio y el hosting

Principalmente, necesitarás un nombre que identificará el sitio web de tu tienda online (el dominio) y un lugar donde almacenar todos tus archivos e información (el hosting). Primero tienes que elegir la herramienta que usarás y también saber la cantidad de tráfico que le mandarás. Una vez hecho este paso, pasaremos al hosting.

A día de hoy, ninguna web de cualquier tipo funcionaría sin estos componentes. Siempre existirán variaciones en los precios entre un proveedor y otro, pero generalmente, el precio del dominio oscilará entre los diez y treinta euros anuales. Entre los dominios, podremos diferenciar entre genéricos (más económicos), los especializados y los territoriales “.es”. Debemos especificar que “.es” es para España y “.com” es genérico e internacional.

En cuanto al hosting, necesita un mínimo de capacidad de memoria para poder almacenar todos tus archivos y carpetas que hagan funcionar tu página web, por lo que su precio variará según al almacenaje y velocidad que contratemos. Es recomendable comenzar con un plan sencillo y aumentarlo si es necesario. Para hacernos a la idea, a partir de los diez euros mensuales tendrás la posibilidad de adquirir un hosting.

El diseño

David Sanz, Diseñador Web en WordPress especializado en Posicionamiento web, explica que antes de empezar por el diseño propiamente dicho, “habría que hacer un mapa aunque sea en un papel con la estructura de la web”.

Antes de nada, hay que pensar si vamos a tener también un blog o si sólo va a ser una tienda online,  en éste último caso, se podría estructurar por categorías de productos; por ejemplo, en el caso de que sea una tienda de ropa separar por calzado, bolsos y complementos, camisetas y camisas, pantalones, etc., y una vez que tengamos clara la estructura de la web, ya pasaríamos a plasmarlo al diseño de la página y miraríamos colores, disposición de los productos, y como consejo de Sanz, “la web tiene que tener un buscador y un menú por filtros (poner rango de precios, por marcas, por tallas, etc.)”.

Según Sanz, “una cosa que funciona muy bien ahora es tener una portada con clusters (imágenes con una pequeña descripción debajo) que lleven a cada categoría de producto. En esta portada también se puede optar por incluir texto para posicionar la portada por la palabra clave principal y tener un menú con las diferentes categorías de producto”.

“Hay que tener en cuenta que la portada es la página que más se suele visitar, así que en ella hay que dejar claro todo el abanico de productos que se ofrecen, así como las ofertas por temporadas y demás”, añade el diseñador web.

El coste de una plantilla puede oscilar entre 0 y 100 euros. Crear un diseño que transmita la confianza suficiente es tan importante que repercutirá de pleno en tus futuras ventas. En este sentido, es ideal utilizar una plataforma como Prestashop o WordPress, ya que te ofrecen ventajas y funcionalidades. En Themeforest puedes ver un gran abanico de plantillas con las que puedes ir practicando hasta que encuentres la definitiva.

Terminales de pago y certificados SSL

Para recibir el dinero de las ventas, tu sitio web necesita un terminal de pago. Dependiendo de la entidad contratada, el precio variará hasta los veinte euros mensuales además de la licencia que puede llegar hasta los 200 euros. En este sentido, hay bancos que, según el sector de negocio, proporciona unas mejores condiciones. Es el caso de Triodos Bank, la banca ética y sostenible por excelencia de la mayoría de los negocios solidarios con el medio ambiente.

Contar con un certificado SSL permitirá al cliente estar seguro. Esto significa que nadie podrá interceptar la información que tu cliente envía a través de los formularios de pago. Con ellos, todos estos datos estarán codificados. Este servicio lo podrá ofrecer el propio proveedor de hosting contratado y su precio oscila los 5 y los 90 euros anuales.

Como te habrás dado cuenta, son muchos los factores que debemos tener en cuenta por lo que es arriesgado dar una cifra específica (hay quienes establecen un coste medio anual de 3000 euros).  Lo ideal es tener tu propia web lo más personalizada posible y ofrecer la máxima seguridad y confianza.

Para concluir, otros factores que debes tener en cuenta son, por ejemplo, saber cuántos artículos pretendes vender en tu tienda y cuál será la rotación de los mismos, además de las actualizaciones que necesitarán (por ejemplo, precios o nuevos colores) y cada cuánto ingresarás nuevos o darás de baja otros productos. Y si piensas expandir tu tienda, tanto de alcance de operaciones locales a nacionales, o de nacionales a internacionales; la plataforma de comercio electrónico que selecciones debe ser capaz de aguantar ese crecimiento.

Aquí tienes los mejores contenidos para tu e-commerce