E-COMMERCE

Cómo promocionar tus productos en Facebook: guía básica de Ads

17/05/2018

Con la caída en picado de los resultados orgánicos en Facebook, el gigante de Mark Zuckerberg está obligando a las empresas a aumentar sus presupuestos de publicidad. Si tu alcance orgánico está por debajo del 5% y nunca has realizado una campaña de anuncios en esta plataforma, te damos las claves para empezar a promocionar tus productos en Facebook.

Define tus objetivos: antes de definir tu campaña de Facebook Ads, tienes que decidir qué resultados esperas obtener de esta. Facebook te permite crear anuncios para dirigir público a tu página de Facebook y conseguir más seguidores, o bien llevar tráfico a tu sitio de e-commerce o a páginas landing específicas. La manera más directa de aumentar las ventas es dirigir al público a páginas con ofertas específicas y adaptar el contenido del anuncio a las mismas.

Elige el tipo de anuncio: Facebook te ofrece distintos modelos de anuncio: secuencia, presentación, vídeo 360º, canvas, un solo vídeo o una sola imagen. Tienes también distintas opciones de ubicación que determinarán el lugar en que aparece el anuncio: en la sección de noticias o la sección de la derecha para los usuarios de ordenador, o en la sección de noticias para los usuarios de móvil. Todas las opciones y modelos tienen precios distintos, así que es importante analizar cuál de ellos puede ofrecer mejores resultados en función de tu público objetivo.

Opciones de segmentación: lo mejor de los anuncios de Facebook es que te ofrecen opciones de segmentación casi infinitas, por lo que puedes ajustar tu campaña al público que más resultados te ofrezca. Puedes segmentar tu público por ubicación, grupo demográfico al que pertenece, intereses, y comportamientos. También es posible utilizar una segmentación detallada para incluir o excluir a usuarios que cumplan con ciertas condiciones. Además, todos estos segmentos incluyen múltiples opciones de subsegmentación. Facebook también te permite simplificar estas opciones y crear audiencias personalizadas a partir del público que ha interactuado contigo, o utilizar la opción de audiencias similares para dirigirte a las personas a las que le guste tu página o utilizando la información de los píxeles de conversión.

El píxel de Facebook: el píxel de Facebook es una opción muy efectiva de marketing que te permite utilizar estrategias de retargetting para mostrar a un usuario concreto anuncios específicos sobre los productos por los que ya ha mostrado un interés, por lo que las posibilidades de conversión se multiplican considerablemente. Una vez que tienes una cuenta de anuncios de Facebook, la plataforma te ofrece automáticamente el píxel que has de añadir al código de tu sitio web. Sin embargo, para añadir eventos como la página de compra o la página para agregar artículos al carrito es necesario modificar código del píxel y eso requiere a veces la ayuda de un desarrollador.

Opciones de puja: Facebook Ads te ofrece un control total sobre tu presupuesto para anuncios y el dinero que quieres gastarte. Tienes tres opciones de puja: coste por mil impresiones (CPM), coste por clic (CPC) y coste por acción (CPC). Si tu objetivo son las ventas, la opción que te interesa es la segunda (CPC), ya que solo pagas cuando el público hace clic en tu anuncio. La opción de coste por impresión no es muy recomendable, porque pagas por todas las personas que ven tu anuncio, independientemente de si hacen clic o no, y la última (CPA) está destinada a los anuncios que buscan adquirir seguidores para la página de Facebook o la descarga de aplicaciones.

Los anuncios en Facebook no son baratos y el presupuesto diario de los anunciantes se acaba rápidamente. La buena noticia es que puedes empezar con anuncios sencillos y un presupuesto mínimo y utilizar los informes de resultados para ir ajustando tus opciones y aumentando tu efectividad.

Aquí tienes los mejores contenidos para tu e-commerce