E-COMMERCE

Cómo crear una tienda online para vender fuera de España

14/09/2018

El comercio online es el futuro. Los datos no dejan lugar a dudas de la conveniencia de tener presencia en Internet. En Europa el e-commerce crece a gran velocidad: el 57% de los europeos ya realizan compras online y se espera que la facturación supere los 600.000 millones de euros para finales de año. Sin embargo, sólo el 16% de las pymes europeas venden online y menos de la mitad de ellas lo hacen en otros países diferentes al suyo.

Es, por tanto, el momento de adelantarse a la competencia, y en este artículo te explicamos qué debes tener en cuenta para abrir un e-commerce que te permita vender fuera de España, y específicamente en cualquier país de Europa.

Lo primero de todo, es que definas tu plan de negocio. ¿Qué vas a vender?, ¿cuál es tu Unique Selling Proposition o ventaja diferencial?, ¿quiénes son tus clientes?, ¿y tus competidores?, ¿cómo es el mercado en el que vas a operar?… son algunas de las preguntas que debes responder.

Luego debes decidir qué modelo de negocio online se ajusta más a tu producto o servicio. Empezar a vender a través de un marketplace, crear una tienda online propia, apostar por alguna de las soluciones de comercio electrónico ya existentes (como Shopify), elegir el modelo de “flash sales” o ventas rápidas, u optar por el dropshipping (tienda online en la que vender productos que fabrica, almacena y distribuye otro proveedor) son las principales opciones.

Si optas por tu propia web, deberás adquirir un dominio y un hosting en el que alojar tu e-commerce, así como elegir la plataforma de comercio electrónico con la que trabajarás (como WooCommerce para WordPress, PrestaShop o Magento, por citar algunas de las más conocidas). También debes obtener un certificado SSL, que asegure que la transmisión de datos entre los usuarios y el servidor sea totalmente segura.

No debes olvidarte de los aspectos relacionados con la logística y el almacenamiento. ¿Cuentas con recursos adecuados para almacenar, empaquetar, enviar y manejar devoluciones? ¿Deberías subcontratarlo? Es indispensable que elijas un partner logístico que esté especializado en e-commerce, y que conozca bien el mercado al que te diriges. En este sentido, DHL Parcel está especializado en estos clientes y conoce sus necesidades.

Recuerda que dentro de la Unión Europea no tienes que proporcionar documentación aduanera ni pagar aranceles. Eso sí, debes conocer y cumplir con las obligaciones del impuesto sobre el valor añadido (IVA). Es decir, en ventas a particulares, deberás aplicar el IVA del país en el que se entregan los productos (a menos que no alcances un determinado umbral de ventas).

Debes también escoger qué formas de pago vas a ofrecer tu web (y en esto has de tener en cuenta las características del mercado al que te dirijas, pues en cada país tienen sus medios preferidos). Una vez decididas, deberás instalar las pasarelas de pago y verificar los términos y condiciones y tarifas que te ofrecen. Y si tu e-commerce vende en un país fuera de la zona euro, deberías ofrecer a tus futuros clientes la posibilidad de pagar en su propia moneda.

Requisitos legales

Asimismo, hay una serie de requisitos legales que toda tienda online debe cumplir. Si vendes dentro de la Unión Europea, tu web debe ofrecer información clara, correcta y comprensible sobre los siguientes aspectos: información precontractual y postcontractual, período de devoluciones, uso de cookies y política de protección de datos.

La información precontractual incluye, entre otros puntos, las condiciones de uso de la página, las características del producto, el precio total, incluidos impuestos y todos los cargos, como gastos de envío u otros cargos adicionales; los detalles del pago y el envío; las garantías; y la identidad, dirección y teléfono de contacto del comerciante.

En cuanto a la información postcontractual, deberás confirmar todas las compras del sitio web notificándolas al cliente dentro de las 24 horas siguientes.

Y con respecto a las devoluciones, recuerda que los consumidores tienen 14 días para ejercitar su derecho de desestimiento si no están satisfechos con el producto. Cuida la atención al cliente intentando resolver con rapidez cualquier duda o incidencia. Sería ideal que pudieras atender a tus clientes en su propio idioma.

Protege tu marca en el nuevo mercado al que vas a acceder e infórmate sobre cualquier otra normativa aplicable a la venta de empresa a consumidor final. En particular, si vendes en el Espacio Económico Europeo (los 28 países de la UE y otros como Islandia, Liechtenstein, Noruega y Turquía), asegúrate que tus productos cumplen con las leyes de la UE y cuentan con el marcado CE.

Y finalmente, crea una estrategia de marketing digital adecuada a tu mercado objetivo, que tenga en cuenta las características culturales y sociales del país, qué redes sociales son las más usadas, o cuáles son las herramientas de publicidad que mejor funcionan. E-mail marketing, SEO, SEM, SMO, marketing de afiliación, la creación de un blog… son algunas de las técnicas de marketing que puedes utilizar. Además, herramientas como Google Analytics te ayudarán a monitorizar el tráfico de tu web, el comportamiento de tus usuarios y tus ventas. Márcate unos objetivos y mide periódicamente los resultados.

 

 

Aquí tienes los mejores contenidos para tu e-commerce